Into the Breach

abril 7th, 2011

By Don McNair on March 29, 2011

When corporate capitalism fails to deliver, what can? Argentina offers a dramatic test case that bears comparison with the transitions that are happening in Canada and other parts of the world.

Categorías: Articles | Etiquetas: , | Comentarios desactivados

Entrevistas

enero 6th, 2011

Empresas recuperadas
* Entrevista a Lalo Martínez de Metal Varela (realizada por Camille Cousin, voluntaria de la ONG La Base)

Otras cooperativas
* Entrevista a Darío Benítez de Puporé (realizada por Camille Cousin, voluntaria de la ONG La Base)
* Entrevista a José Guerrero de Desde el Pie (realizada por Camille Cousin, voluntaria de la ONG La Base)


“¡Esto es nuestro!”

Lalo Martínez, socio de Metal Varela

lalo1

Lalo, 44 años, es parte de la fábrica recuperada Metal Varela, situada en Berazategui en el Conurbano de Buenos Aires, que se dedica a fundir piezas en aluminio, sobre todo para autopartes. Es responsable del área que se encarga de la terminación de las piezas.
Es uno de los trabajadores que luchó para poder trabajar cuando los dueños de la fábrica la cerraron en el fin de año de 1999, así de repente. Se quedó en una carpa ubicada enfrente de la empresa durante un mes y medio con sus compañeros. No tenían nada de plata, pero gracias a la ayuda de la familia y de los vecinos y a su perseverancia lograron a ocupar de nuevo la fábrica y formar una cooperativa en 2001. Sin embargo, todavía no tienen la expropiación del lugar.
Desde este momento, muchas cosas cambiaron. “Antes cuando trabajaba en la fábrica mis condiciones de vida eran mejores. Sabía que cada 15 días caía un sueldo. Pero las condiciones de trabajo eran bastante difíciles. Durante mucho tiempo no tuvimos delegados de los trabajadores fuertes. Por ejemplo, había que venir con tu propia ropa al trabajo. Si te quejabas a los jefes, te decían “si no estás contento, podes irte”. Entonces agachabas la cabeza e ibas a trabajar. Teníamos miedo que nos echen, particularmente los que tenemos una familia a cargo”.
Ahora las condiciones de trabajo son buenas. “¡Hay libertad! ¡Antes ni siquiera se podía charlar dos palabras!”. Aunque su situación económica se degradó, Lalo no quiere ir a buscar trabajo en una fábrica “normal”: “Por todo lo que pasó, por lo que luchamos, ya tengo la cooperativa incorporada en mí mismo.”
Pero no resulta fácil para todos integrar la idea que son cooperativistas y entender todas sus consecuencias. Para Lalo, “la convivencia dentro de la cooperativa cuesta porque hay algunos que no toman conciencia que son dueños y les da igual”. “Es muy importante ser dueños. Lo positivo es que tenemos gente que piensa bien, que quiere sacar la fábrica adelante. La mayoría empuja al otro, se interesa”.
Además desde que empezó la cooperativa, participó con sus compañeros a diversos cursos de capacitación, como computación, gestión de empresa, seguridad e higiene. Aunque le cuesta un poco, quiere aprender más. Le gustaría tomar un curso de control de calidad.
Lo que quiere ahora es tener la propiedad de la fábrica. Así van a cambiar muchas cosas. “Vos podés ir a un banco y tener una caja de ahorro, conseguir un préstamo… ¡Si no es tuyo, te miran mal! Gracias a la expropiación vamos a poder crecer más”.
Además tiene el sueño de terminar la renovación de su casa, donde vive con su mujer Lilian, quien lo apoyó durante toda esa aventura y sus 3 niños.

lalo2

La Base está trabajando con Metal Varela desde 2006, cuando la cooperativa tuvo un problema financiero grave que afectó seriamente sus reservas de capital de trabajo. A lo largo de 10 meses y 9 préstamos para paliar este déficit de dinero para materia prima, La Base ha desarrollado una relación muy cercana con buenos resultados para ambas organizaciones que han incluido trabajos conjuntos en contabilidad para calcular costos reales de la producción, una de las patas que no terminaba de ajustar la cooperativa.


“La cooperativa te cambia”

Darío Benítez, socio de la cooperativa Pupore

dario

Darío Benítez, 26 años, es parte de la cooperativa Pupore, situada en Laferrere, partido de la Matanza. Fabrica calzados de seguridad industrial y calzados deportivos. Hace 4 años que es cooperativista, antes con Desde El Pie y ahora con Puporé, que surgió como desprendimiento de Desde El Pie.
Con 18 años llegó Darío del Chaco y empezó a trabajar en una fábrica metalúrgica. Durante 2 años y medio “me explotaron. Me pagaban 130 pesos cada 15 días. Además la empresa nunca me hizo los aportes jubilatorios. Así que cuando me echaron, no pude recibir el subsidio de desempleo.”
Como era del barrio vecino, escuchó hablar de la cooperativa Desde El Pie. “Al principio no entendía nada, estaba inseguro sobre que era esta cooperativa”. Pero después se asoció.
Ahora recibe un sueldo de 200 pesos por semana en promedio, trabajando 5 días (a veces 6 días si hay mucho trabajo). Gracias al trabajo en la cooperativa construyó su propia casa con la ayuda de sus compañeros.
“Con el trabajo en la cooperativa ahora soy menos individualista. Aprendí a compartir. La cooperativa te permite salir de la ignorancia. Antes pensaba “laburo y casa”. Ahora sé que se puede ayudar a la gente. La cooperativa te cambia, te hace sentir más responsable de lo que pasa en tu sociedad”. El trabajo en la cooperativa resulta ser mucho más que una fuente de dinero.
Además tiene un compromiso mucho más alta con el trabajo: “¡como es mío, tengo que hacerlo bien!”. Asistió también a diferentes cursos desde que integró la cooperativa, por ejemplo cursos de marketing y de gestión de empresa.
Sus deseos para el futuro son tener un lugar más adaptado a la fabricación (están trabajando en la parte atrás de la casa de uno de los compañeros) y tener un buen sueldo que le permita vivir dignamente. “Ahora puedo sobrevivir, pero si tuviera hijos sería más difícil”.
Darío y sus compañeros están muy comprometidos con el tema del cooperativismo. Asisten cada mes a un foro donde se encuentran diversas cooperativas para charlar. Además Puporé quiere crear un centro cultural en el barrio donde podrían dar cursos a la gente para que entienda lo que es el cooperativismo.
La Base ayuda Puporé con un préstamo 20 000 pesos desde abril 2006. El préstamo va dirigido a la compra de materia prima necesaria para la confección de calzado de seguridad. Con cierta cantidad en stock, van a poder responder más rápidamente a nuevos pedidos y clientes e ir creciendo gradualmente hasta conseguir cierta estabilidad que les permita mejorar eventualmente sus retiros.

“La cooperativa es una herramienta para practicar nuestros ideales socialistas”

José Guerrero, socio de Desde el Pie

jose

José Guerrero, 47 años, es socio y uno de los fundadores de Desde el Pie, cooperativa de fabricación de calzados de seguridad. Ocupa las funciones de tesorero y vendedor.
Trabajaba en una fabrica de calzado hasta que le tocó la desocupación después del quiebre de la fábrica en 1995. Integró el movimiento piquetero MTL (Movimiento Territorial de Liberación) en 1997 y participó al primer corte de ruta en La Matanza. En ese entonces vivía del Plan Jefe y Jefa (un subsidio del gobierno) que era de 150 pesos por mes, situación de extrema indigencia, ya que tiene 5 hijas a cargo.
Frente a esta situación, junto a otras cinco personas, fundó en 2001 la cooperativa Desde el Pie.
Hoy son 16 personas que trabajan en la cooperativa. Su mujer y su hija integraron también la cooperativa. Su nivel de vida mejoró. Tiene un sueldo de 1.000 a 1.200 pesos por mes y pudo ir de vacaciones a Misiones así como renovar su casa.
Su mujer, Blanca, precisa que “los retiros por familia no alcanzan para vivir dignamente. Tenemos dos propiedades que alquilamos y todavía tocamos el Plan Jefe y Jefa”.
Pretende a tener un sueldo de 1 600 pesos por mes en el futuro, lo que permitiría de “vivir dignamente”.
Para José, la cooperativa es “una experiencia de vida y una herramienta para practicar nuestros ideales socialistas. ¡Acá empieza el cambio! Todo se hace en conjunto, el trabajo y las tomas de decisiones. Además la distribución de la ganancia se hace equitativamente.”
José deplora que el sistema y las leyes sean contra el cooperativismo. “La cooperativa es la otra cara del sistema capitalista. Nosotros tenemos en contra todos los representantes de la propiedad privada”.
“Ser cooperativista necesita mucha iniciativa y creatividad. ¡No queremos una cooperativa patronal! ¡Todos los socios son dueños!”.
Tomó como sus compañeros cursos de comercialización, marketing, organización así como cursos de política y sobre el cooperativismo.
Sus deseos para el futuro son que en el país haya una mejor distribución de la riqueza. Quiere que la cooperativa sea más fuerte con las mismas competencias que una empresa privada para también armar más fuentes de trabajo, incorporar más socios. “Mucha gente del barrio viene para trabajar con nosotros, particularmente mujeres. Me da bronca no poder ayudar más a esta gente, de no poder incorporarlos”. Sin embargo, Desde el Pie pudo incorporar varios nuevos trabajadores esos últimos tiempos.
Además Desde el Pie es muy presente en el barrio. “Participamos a las asambleas vecinales. Tratamos de ayudar a los vecinos, a la comunidad, pidiendo que haya más maestros en las escuelas, más médicos.”

Desde el Pie lleva más de dos años de trabajo junto a La Base. Han recibido 4 préstamos, uno de los cuales se usó para construir el inmueble en el que producen. Ahora están pagando el último préstamo de 10 000 pesos que los permitió de comprar materia prima de la mejor calidad (cuero flor).

Categorías: Notas | Etiquetas: | Comentarios desactivados

Así somos

enero 6th, 2004

Título: “Así somos” … Relatos familiares
Realizadores: Marcelo Mollo, Adrián Pérez, Pablo Quaglia
Más info en NEXOS
Bajar en formato wmv (35 M – 17 minutos)

Categorías: Videos | Etiquetas: , | Comentarios desactivados